¿Qué tipo  de mascota te conviene según tu familia?

Antes de elegir el tipo de mascota ideal, se debe tomar en cuenta una serie de aspectos, debido a que  no siempre, es el animal que quieres, sino el que más te conviene. Este, debe adaptarse a las necesidades, características y calidades del grupo familiar que posees,  para  no perjudicar la salud, la convivencia y  tranquilidad de este núcleo.

 Elegir tu mascota va más allá de  adorar a  los mamíferos, los felinos y las aves. O de  preferir un animal exótico que impresione a  los visistantes.  La verdad,   es que  si de elegir la mascota se trata,  hay que tener presente:

  • Que no represente un peligro para el bienestar y la salud: es conveniente verificar que no estén enfermas,  llevándolas al veterinario frecuentemente, para evitar   padecimientos como, alergias, infecciones, rabia, toxoplasmosis, criptococosis, psitacosis, troxocariaisis y  salmonelosis, que son las que comúnmente pueden transmitir los animales domésticos.  Por lo tanto,  tienes que estar pendiente de las medidas de higiene a la hora de tener contacto con ellos.
  • El espacio con el que se cuenta: el tamaño de la mascota va a depender de  lo amplia o pequeña que sea tu casa porque las mascotas al igual que los humanos necesitan contar con un área definida para ellos, claro,  en menor escala que su amo. Este lugar debe ser cómodo para comer, dormir y hasta jugar.
  • Si hay hijos, se tiene que elegir un animal que no represente peligro: motivo por el cual, se recomienda animales domésticos o menos feroces.  Para ello, se debe, estudiar el nivel de tolerancia, el carácter y la generosidad de la mascota así se sabrá que tan dócil o agresivo puede ser. También debes  enseñar a los niños a respetarlos  y a darles el trato que se merecen, como un miembro más de la familia.
  • Tiempo  para atenderlos: así como le dedicas tiempo a tu trabajo a tus hijos a tu esposa y a tus amigos, debes saber que también tienes que dedicarle tiempo a tu mascota y que dependiendo del tipo de animal que escojas, este, demandará más o menos atención. Es primordial, que tengas claro que hay algunos  precisan  de baño, comida bebida y hasta vestido aunque a otros solo bastará con cambiarle el alimento y el agua, pero lo que sí es cierto es todos quieren amor y caricias.
  • El verdadero deseo de tenerla: Las  personas debe estar bien  seguros a la hora de adquirir una mascota, ya que de lo contrario el animalito termina como uno de los tanto, que hoy en día se encuentran abandonados en la calle. Tú, al igual que todos los miembros del hogar deben estar seguros de  querer tener una mascota, pues una vez que la tienes y la vuelves parte de tu familia y no deberías dejarla.
  • Elige una mascota que puedas criar  justo como la quieres: entre menos edad tenga, más fácil será para enseñarle, además puedes buscar  un profesional que  te ayude a educarlo.
  • El presupuesto familiar debe ajustarse a los gastos que representa adquisición de un nuevo integrante: ¿Saber con qué dinero cuentas? Es otro factor indispensable para decidir ¿Cuál es la mascota que le conviene a tu familia? De forma que, en tu presupuesto, debes incluir  sus necesidades.

Lo cierto, del punto inicial, es que sea cual sea la  mascota que elijas, tiene que ser justo la que más le conviene a tu familia, a fin de que, una vez que la vuelvas parte de tu contexto social, debería ser para siempre. Sabes elegir, es el punto clave y siguiendo los consejos y recomendaciones tu familia, tú y este animalito formarán un gran equipo, donde lo que reinará será la paz, la alegría el amor mutuo y una sonrisa placentera. Disfrutando los placeres de la vida, en compañía de quien lo merece.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.